El auge de las parejas amateurs

En cuanto a cuestiones sexuales la gente es muy sabia, cuando les gusta algo lo convierten en una tendencia evidentemente arrasa tanto entre la juventud con en las parejas más maduras.

Pues una tendencia que con los años hay ido a más ha sido el porno amateur, hoy en día hay millones de parejas o solteros y soletas en todo el mundo que hacen uso de la tecnología y suben sus vídeos porno por el simple hecho de que es relativamente sencillo y les encanta el exhibicionismo.

Hace no mucho era imposible ver tanto material puesto que la mayoría era de pago, pero todo eso ha cambiado y hoy en día casi todo lo que se consume es sexo gratis, una bendición para los pajilleros que ya no necesitan estar horas y horas buscando para logar unos pocos segundos de placer.

Como consecuencia de esto, los locales de swingers también están en auge y a las parejas ya no les da vergüenza reconocer que hacen intercambios, tríos o cualquier otro tipo de práctica sexual. Otra cosa muy distinta es el tema del dogging, que es practicar sexo con desconocidos en lugares públicos como aseos, parques, coches o cualquier otro lugar.

No os imagináis lo concurridos que están estos sitios y son las mujeres maduras quienes más los visitan. No necesariamente tienen que ser maduras ninfómanas o pervertidas, posiblemente sus parejas no las satisfacen ni tampoco los vídeos xxx, así que tienen que salir a la calle para vivir sus propias aventuras aunque sean demasiado peligrosas…

También las webcams gratis han tienen mucho éxito y en este caso son las chicas jovencitas quienes les han sacado más partido, encima de que se lo pasan en grande masturbándose cobran por ello y con un poco de suerte algún ojeador de la industria les hará una suculenta oferta para ser actriz porno.

La sociedad afortunadamente ha evolucionado y el sexo ha dejado de ser un tema tabú, aunque aún nos queda un largo camino por recorrer puesto que tenemos muchos prejuicios. Todo es cuestión de tiempo y estamos convencidos de que tenemos mucho que aprender en este sentido, pues nada, aprendamos y disfrutemos de las pocas cosas que hay gratis en esta vida: la sexualidad.